Prevención de accidentes

El verano es la época en la que mayor tiempo estamos fuera de nuestro domicilio, por lo que estamos mas expuestos al riesgo de sufrir accidentes, máxime al encontrarnos en espacios y lugares que normalmente desconocemos, que visitamos al realizar excursiones o en zonas de playa y montaña.

Debemos hacer especial hincapié en la adecuación de la vivienda denominada “segunda residencia” o “alquiler” en época estival, dado que si bien normalmente disponemos de las medidas y dispositivos de seguridad en nuestros domicilios habituales debemos asegurarnos de adecuar la vivienda estival del mismo modo para minimizar los riesgos de sufrir un accidente.

También es la estación en la que más desplazamientos realizamos por lo que debemos ser extremadamente cuidadosos con el seguimiento de las recomendaciones y medidas de seguridad tanto en nuestra movilidad; en vehículos, a pie o en bicicleta.

Del mismo modo el calor, típico de esta estación, conlleva además de convivir en familia de un periodo vacacional (viajes, baño en piscinas y playas , … ) la exposición a sus riesgos inherentes, ante lo cual es preciso conocer y poner en práctica las medidas preventivas necesarias para nuestro disfrute en un marco de seguridad y salud para nosotros y nuestra familia.

Entre los principales accidentes en verano tenemos:

Accidentes de tráfico

Prevención de accidentes de tráfico para una movilidad segura y responsable en vehículos, a pie o bicicleta

En este apartado se ofrecen recomendaciones y consejos para prevenir accidentes de tráfico durante la época veraniega.

Entre los principales accidentes en verano tenemos:

Desde  los 2  años, niños y niñas aprenden cómo caminar por la calle y empiezan a montar en bicicleta. Para que se muevan de forma segura y saludable, a continuación se ofrecen algunas recomendaciones:

  • Enséñeles a cruzar siempre por lugares seguros: pasos de peatones o regulados por semáforo, mirando antes a ambos lados y sin correr.
  • Caminar y moverse con seguridad. Siempre por el interior de la acera, sin correr, lejos del bordillo y prestando atención a las salidas de los garajes. Si el niño o niña es menor de 6 años deberá ir de la mano de una persona adulta.
  • Enséñeles a no jugar alrededor ni detrás de vehículos ni en los garajes, a cruzar al menos tres metros por delante de un coche y a alejarse en cuanto se ponen en marcha.
  • Peligrosa “marcha atrás”. Debido a su estatura, los niños y niñas más pequeños se vuelven “invisibles” al conductor, sobre todo si están muy cerca o detrás.
  • Tras la reciente modificación de la Ley de Tráfico es obligatorio el uso de casco en bicicletas en todos los menores de 16 años , tanto en vías urbanas como interurbanas.
  • Enséñeles a dejar las bicicletas, patinetes o juguetes fuera de la calzada y a jugar en lugares adecuados para ello: parques, jardines, no sobre la acera ni en la calzada aunque sea poco transitada.
  • Cuando una pelota invade la calzada puede ser la antesala de un atropello dado que un niño o niña puede aparecer a continuación para recuperarla.
  • Utilice materiales reflectores en la bicicleta, silla infantil, ropa, mochila para ir al colegio. Es aconsejable “hacernos visibles” con reflectantes tanto si somos peatones como si somos ciclistas, sobre todo cuando la visibilidad sea baja.
    Cuando circulan en bicicleta, si es de noche o hay poca visibilidad, deben llevar luz de posición blanca delante y roja detrás; y alguna prenda reflectante, preferentemente a la altura de la rodilla para facilitar el reflejo de luz de los faros de vehiculos.
  • Recuerde que el ciclista no es un peatón. Debe respetar todas las señales, circular por la derecha y si es posible por el carril bici. Nunca en sentido contrario. Y señalizar con el brazo cualquier cambio de dirección.
  • Cuando circulen en bicicleta o monopatines no deben de llevar puestos auriculares conectados a reproductores de sonido, receptores o teléfonos móviles porque les aíslan del entorno y no percibimos las señales acústicas de advertencia o peligro.
  • Si van en grupo con las bicicletas, es mejor no circular en paralelo. Como máximo, en columna de a dos, pero es mejor en fila india.

Vídeo: Prevención de accidentes: movilidad segura a pie y en bicicleta.

Para los desplazamientos en vehículos no sólo en verano sino durante todo el año, se ofrecen las siguientes recomendaciones:

  • Se debe usar dispositivo de retención infantil (sillita, cojín elevador,) hasta una estatura de 1metro 35 cm como mínimo, incluso en vehículos de alquiler u de uso ocasional, muy habitual en verano.
  • Especial cuidado con el calzado inadecuado en estas fechas (chanclas, tacones altos, etc) que pueden ocasionar problemas con los pedales del vehículo.
  • Para consultar planos de carreteras, mapas o programar navegadores es preciso parar el vehiculo fuera de la calzada.
  • Al visitar espacios naturales no conducir a velocidad anormalmente reducida ni dirigir la mirada hacia los paisajes para evitar reacciones bruscas ante despistes. Debemos estacionar el vehículo en los lugares adecuados o miradores y desde allí dedicar el tiempo necesario a “recrear la vista”.
    Estacionar los vehículos a una distancia más que prudencial de los cauces de los ríos (aunque sean “viejos” o en desuso).
    No adentrarse en sendas cercanas a ríos o mar, carentes de visibilidad suficiente como para identificar cualquier peligro, y por supuesto tener clara una vía de escape si el nivel de agua o marea alcanza valores peligrosos.
    Tener en cuenta los flujos de la marea en la costa y las cotas de pleamar y bajamar, que varían con la fase lunar.
  • Si viajan en transporte colectivo, como autobuses, es recomendable que el vehículo tenga cinturones. Muchos ya los tienen. Dentro deben evitar levantarse del asiento.
  • En estas fechas es frecuente llevar mochilas de excursión en la espalda, por lo que antes de cada recorrido, se debe retirar la mochila de la espalda y colocarla en el suelo del vehiculo. Esto evitaría significativamente el riesgo sufrir lesiones en caso de accidente, tanto en caso de choque frontal como de lateral.
  • El asiento central trasero es el más seguro sobre todo frente a impactos laterales
    Bloquee los mecanismos de apertura de las ventanillas y puertas. Consulte el manual de su vehículo para realizarlo, y asegúrese de que los niños no asoman manos, pies o cabeza por ventanillas.
  • Para la correcta colocación del cinturón de seguridad o del sistema de retención:
  • la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y bien pegada al pecho
  • la banda del vientre ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.
  • nunca se debe ir con la banda debajo del brazo o detrás de la espalda.
  • Recuerda ajustar correctamente el reposacabezas de todos los ocupantes del vehículo , incluidos los de los asientos posteriores.
  • Evita llevar objetos sueltos. Aunque el menor no viaje en ese momento la sillita infantil o elevador siempre debe ir sujeta, ya que es un objeto que puede salir despedido y golpear tanto al resto de ocupantes como al propio conductor.
  • No bajar la guardia en trayectos cortos o conocidos como urbanizaciones cerradas de montaña o playa, utilizando siempre los dispositivos y elementos de seguridad (cinturón, casco, sillita infantil correctamente colocada, … ).
  • Al bajarnos del vehículo aunque solo sea un momento o para realizar alguna comprobación evite hacerlo con éste arrancado ni con las llaves puestas.
  • No dejar a bebés o niños solos dentro del vehículo. Aunque sea por poco tiempo, puede sufrir un golpe de calor en pocos minutos.
  • El casco de protección es siempre obligatorio cuando se circula en motocicleta.

Ahogamientos y zambullidas en piscinas, mar, lagos, ríos...

La asfixia por inmersión o ahogamiento es una causa frecuente de muerte en verano. Son la segunda causa de mortalidad infantil entre los niños de uno a cuatro años y se producen con mayor frecuencia en las piscinas privadas que en las públicas.
  • Las piscinas deben estar valladas y cierre de seguridad que evite su apertura por menores.
  • En piscinas y playas usar manguitos y flotadores homologados para los menores aunque no sustituye la continua vigilancia de las personas adultas.
    Es muy importante que aprendan a nadar cuanto antes. Eso evitaría riesgos en caso de caída accidental en piscinas.
  • En las piscinas públicas y en las zonas de aguas abiertas como las playas es recomendable identificar al socorrista para poder acudir a él rápidamente ante cualquier emergencia y seguir sus indicaciones.
  • Es fundamental que traten de evitar prácticas peligrosas como las ahogadillas o los saltos de cabeza.
  • No permitir que correr o se empujones alrededor de la piscina; podrían resbalar o caer dentro del agua.
  • No permitir jugar con las rejillas o accesorios de limpieza de la piscina.
  • Al lanzarse al agua es mejor hacerlo sin piruetas y lo más lejos posible del borde.
  • Mantener lejos de la piscina aparatos eléctricos de cualquier tipo.
  • No entrar descalzos o mojados en el habitáculo de la depuradora de la piscina ni manipular aparatos eléctricos en tales circunstancias.
  • En los ríos, pantanos o lagos, y en las playas del litoral que no estén habilitadas para el baño, existen muchos peligros para tu integridad y tu salud. Siempre que sea posible, procura bañarte en zonas vigiladas; así, en el caso de que te ocurriera algo, podrías pedir ayuda.
  • Báñate en aguas habilitadas para ello, respetando las balizas de señalización de zona de baño, para evitar ser arrollados y golpeados por vehículos acuáticos (motos, embarcaciones, … )
  • Evita entrar bruscamente en el agua, sobre todo después de haber tomado el sol o haber comido.
  • Mientras hacemos la digestión “debemos evitar el baño”. Es recomendable esperar unas dos horas tras una comida abundante.
  • Debemos salir inmediatamente del agua y advertir a socorristas o personas cercanas en caso de que notemos algún síntoma anormal; dolor de cabeza o nuca, escalofríos, fatiga, mareos, vértigos, picores, calambres …
  • No tirarse de cabeza en lugares de fondo desconocido dado que puede haber poca profundidad y nos golpeemos la cabeza contra el fondo (piscina) o rocas y piedras (playa) produciendo un traumatismo craneoencefálico (TCE) o lesión medular espinal, pudiendo causar tetraplejia o paraplejia.
  • Si nos tiramos de cabeza al agua, siempre hay que poner los brazos extendidos por delante.
  • No debemos arriesgarnos a salvar a alguien en apuros en el agua si no estamos adiestrados y preparados para ello. Es recomendable lanzarle algún objeto flotador, dar la voz de alarma y pedir ayuda, dado los riesgos que conlleva tanto para rescatados como la propia víctima.

Intoxicaciones, caídas y golpes en domicilios, zonas de ocio y parques infantiles

En este apartado se ofrecen consejos y recomendaciones para prevenir accidentes en distintos entornos, como el hogar, las zonas de ocio y los parques infantiles:

La segunda vivienda o la de alquiler debe ser una prolongación de nuestra vivienda habitual desde el punto de vista de la seguridad. Por ello, es nuestra responsabilidad adoptar todas las medidas necesarias que garanticen minimizar el riesgo de sufrir un accidente doméstico en nuestro hogar.

  • Es muy importante contar con detectores de humo en los domicilios. Son efectivos, fiables y de bajo coste y ayudar a reducir los incendios en el hogar en un 71%.
  • Es preciso contar con extintores colocados adecuadamente.
  • Para evitar descargas eléctricas al utilizar el secador se aconseja mantener el suelo seco, llevar calzado o tener una alfombrilla bajo los pies, y nunca dejar el secador en el lavabo.
  • Debemos tener cuidado con enchufes, escaleras, picos de los muebles, cajones y objetos de cristal…Se recomienda que los enchufes estén protegidos.
  • Poner topes en puertas para evitar que se pillen los dedos.
  • Las alfombras deben estar fijadas al suelo y sin arrugas.
  • Para que una terraza sea segura debe tener una barandilla con una altura y separación de barrotes adecuada. Además debemos evitar que haya cerca macetas, sillas o mesas y otros objetos donde los menores puedan trepar.
  • Instalar rejas en ventanas que puedan abrirse por personas adultas en caso de incendio.
  • Las escaleras deben estar protegidas con puertas de seguridad en la parte superior e inferior.
  • Siempre hay que bajar las escaleras con las manos desocupadas y agarrándose al pasamanos.
  • Al montarse en ascensor, niños y niñas deben estar siempre acompañados y colocarse lejos de la puerta para evitar pillarse los dedos.
  • Utilizar alfombrillas antideslizantes tanto dentro como fuera de la bañera.
  • Mantener productos tóxicos, como colonias, lejías, cremas, y objetos cortantes como cuchillos, corta uñas y maquinillas de afeitar lejos del alcance de los menores, o en cajones con bloqueadores de cierre.
  • Los productos de limpieza los almacenaremos en sus envases originales, sin trasvasarlos a botellas de agua u otros recipientes que puedan confundir y producir envenenamientos o quemaduras en boca y en el aparato digestivo.
  • Hay que tener mucho cuidado con los medicamentos y el botiquín preparado para las vacaciones. El peor lugar para guardarlos es la mesita de noche. Hay que buscar sitios que sean de difícil acceso para niños y niñas o con cerradura de seguridad.
  • En la cuna de viaje no dejar juguetes ni cojines dentro que le permitan escalar.
  • Los bebés no deben dormir con adultos, especialmente en colchones ni camas de la residencia veraniega, para evitar asfixias y aplastamientos.
  • Debemos evitar que niños y niñas estén en la cocina mientras preparamos la comida, prestando especial cuidado a que mangos de cacerolas y sartenes no sobresalgan de la encimera. Se recomienda colocar elementos de barrera que protejan la zona de cocción.
  • Fijar las estanterías a la pared y no colocar objetos pesados en las baldas superiores.
  • Si disponemos de literas en habitaciones no se deben usar como área de juego. Los hermanos mayores son los que deben dormir en las camas superiores y los pequeños en las inferiores, no debiendo usar la cama superior menores de 6 años. Del mismo modo deben utilizar las camas inferiores niños y niñas con trastornos del sueño o eneuresis.
  • Las rejas en ventanas deben poder abrirse por personas adultas en caso de incendio.

Más información sobre ‘Prevención de accidentes en el hogar’ en ‘Ventana Abierta a la Familia’

  • En castillos y toboganes hinchables hay que prestar especial atención para prevenir caídas y golpes por un excesivo número de niños y niñas jugando a la vez o en atracciones no adecuadas a su edad.
  • Porterías, canastas y otros elementos deportivos en zonas de ocio deben estar debidamente anclados al suelo para evitar su vuelco, incluso en caso de uso inadecuado de los niños y niñas.
  • En los parques infantiles se recomienda jugar en las zonas habilitadas a su edad
  • Comprobar, antes de subirse a cualquier instalación, que no hay bordes cortantes u oxidados ni arena o cristales, y el correcto anclaje de los columpios o elementos deportivos (porterías, canastas,… )
  • No bajarse de los columpios en movimiento.
  • No empujar a otros niños y niñas en toboganes, castillos hinchables u otros aparatos de juegos.
  • Enseñarles las normas de seguridad y limpieza.

Más Información

Debemos usar gafas de protección solar de alta calidad, que filtren las radiaciones, ya que las lentes inadecuadas pueden producir daños como queratitis y a largo plazo, cataratas.

En el baño, tanto en piscinas como en mar, es conveniente quitarse las lentillas oculares o usar gafas de natación neutras sobre las lentillas. Suelen existir productos químicos, necesarios para mantener el agua en buen estado, que irrita los ojos en circunstancias normales, y pueden causar muchos problemas, e incluso pueden habitar bacterias que enferman el ojo produciendo infecciones muy importantes para la salud.

Debido a la humedad y el calor en verano son más frecuentes las infecciones por hongos, ya que aumenta su proliferación Se multiplican en aquellas donde existe roce entre dos superficies cutáneas, como los dedos de los pies, las ingles o bajo las mamas. El más típico de todos es el “pie de atleta”, que se localiza normalmente en los dedos de los pies. Es conveniente por tanto adoptar medidas preventivas en los gimnasios, piscinas, duchas, y zonas públicas donde se está en contacto directo con la humedad. Es recomendable siempre evitar ir descalzo y utilizar zapatillas o chanclas en estos espacios. Utilizar zapatos transpirables o descubiertos durante el resto del día. Debemos secarnos muy bien después de la ducha, especialmente las zonas de pliegues (entre los dedos de los pies, ingles y debajo de las mamas las mujeres…) Para evitar el contagio a otras personas no compartir toallas ni intercambiar ropas con otras personas.

Si tenemos pensado viajar a destinos internacionales es conveniente ponerlo en conocimiento de nuestro médico, dado que en algunos casos es preciso realizar vacunación previa con bastante antelación.
Es conveniente preparar un botiquín de viaje, para lo cual es fundamental conocer las características del lugar de destino y la duración del mismo.

Llame al 112 (sin prefijo): disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.

El número de teléfono 112 está establecido como un número único de asistencia al ciudadano ante cualquier tipo de emergencia (sanitaria, de extinción de incendios y salvamento o seguridad ciudadana…) en la Unión Europea.
Es una numeración gratuita, y prefijada. Los teléfonos móviles pueden llamar al 112 siempre que haya cobertura GSM de algún operador, sea éste o no quien presta el servicio al llamante, porque todas las redes atienden este tipo de llamadas gratuitamente.
  • Mantenga la calma y déjese guiar respondiendo a sus preguntas de forma ordenada. Le atenderá un profesional con experiencia.
  • Describa exactamente lo que suceda, no lo que le parece que sucede.
    Informe del lugar/dirección de la emergencia o accidente de la forma más exacta.
  • Obtenga y diga, si los conoce, los antecedentes médicos, la medicación que toma el paciente, tiempo desde el inicio del motivo de la llamada…
    Detalle otros datos de la victima: edad aproximada, sexo…
  • No cuelgue el teléfono hasta que se lo indiquen: pueden ayudarle dándole consejos e indicaciones y/o necesitar más datos importantes.

En caso de accidente de tráfico:

  • Protéjase y proteja a los heridos, señalando la zona.
    Aparque bien su coche para evitar otro accidente y avise a los demás conductores.
    Apague el motor del vehículo accidentado.
  • Recuerde la hora, más tarde se la preguntarán. Infórmese del número de heridos, del tipo de accidente y de la localización exacta.
  • Llame al 112 o 061.
    Siga todas las instrucciones que le den por teléfono, siempre es en beneficio de los heridos. No los mueva, no quite nunca el casco a los motoristas.
  • Si hay heridas que sangran con abundancia, tápelas con un paño limpio y apriételas con la mano mientras llega la asistencia sanitaria.