Tarea de la Unidad 1

Buenas noches a tod@s l@s lector@s de mi entrada. Como creo que ya he dicho en alguno de los foros que compartimos, soy profesor asociado de la Universidad de Granada, en el Grado de Terapia Ocupacional, lo cual se traduce en un profesor que va muy poco por la Facultad, que da muy pocas horas y que casi siempre sirve como el «arreglalotodo», ya que venimos a tapar los huecos que faltan por dar en algunas asignaturas. Aún así, intento hacer uso de la web 2.0 en todo lo que puedo.

4362871770_03c4247aae_z

Deciros también que no vengo del campo de la Educación, por lo que el análisis que os presento no trata de teorías como las que he leído (constructivismo, teorías de complejidad, etc.) ya que aunque son muy interesantes se escapan un poco de mi dominio, las Ciencias de la Salud. Aunque ahora que lo pienso, ya me llevo un buen aprendizaje de esta primera tarea: ya se lo que es la Heutagogía¡¡¡

A continuación paso a analizar lo que supone mi primera práctica (consciente, al menos) como «content curator». Creo que cuando uno se enfrenta a algo nuevo y quiere hacerlo suyo es bueno saber cuáles son los puntos débiles de dicha herramienta. Es por ello que me he centrado en buscar los puntos débiles de los MOOC’s.

Haciendo una primera búsqueda «poco formal» (Google), me encuentro con que no son pocos los que critican esta disciplina o sistema de educación. En un artículo de El PAís me encuentro con que uno de los puntos débiles de los mooc’s es su alta índice de abandono por parte de los participantes (sólo un 10% de los que lo empiezan, lo acaban), algo que me hace plantearme la posibilidad de transformar alguna de mis asignaturas en un MOOC. ¿Le será atractivo a los alumnos como para que no lo dejen a mitad del mismo? Supongo que parto con la ventaja de que tengan que acabarlo para aprobar la asignatura…

Quizá el hecho de que sean gratuítos no ayuda mucho, porque los usuarios se apuntan a más cursos de los que pueden gestionar (Moreno). Aunque claro…si hubiera que pagar por el, ¿seguiría siendo un mooc? ¿y si pagas por el certificado, pero no por la formación?

Es cierto que en algunos lugares no se están utilizando los mooc’s para lo que fueron creados. No es menos cierto que muchos foros desde los que salen las críticas hacia esta nueva forma de aprendizaje provienen de instituciones que temen que la figura del profesor quede extinta ante las nuevas corrientes de aprendizaje.

Parece ser que los mooc’s están intentando adaptarse a los tiempos que corren, o quizá esten aprendiendo de sus errores y se estén centrando más en el «Conectivismo»  (aunque el propio conectivismo es uno de los pilares fundamentales de los mooc’s)

Me encuentro tambien con algunos post (http://eduaprendizajetic.blogspot.com.es/2013/11/mooc-problemas-y-debilidades.html)   en los que hay una sospecha fundada en la experiencia como alumno y se comenta que algunos usuarios quieren subirse a la «ola de los mooc’s» a cualquier precio y lo que hacen es desvirtuarlos, de manera que hasta cobran un precio por realizarlos. Vuelve a aparecer el problema de la no finalización del mooc. En este caso se habla de un 85% de deserción.

Sin duda uno de los Posts más críticos que he podido encontrar se trata de una presentación de Jesús Valverde Berrecoso (Universidad de Extremadura) en el que nos habla de diez puntos débiles de los mooc’s. Como curiosidad me llama la atención que empieza la presentación haciendo una crítica al Manifiesto Mooc de Conecta13 en el que hace referencia a que Stephen Downes (uno de los creadores de esta corriente) cita que dicho manifiesto es opuesto a la idea MOOC. Me queda pendiente para analizarlo un poco más…

Después de asomarme de forma rápida a la nube para ver qué puntos débiles encuentran los expertos en los mooc’s me quedo con una pequeña conclusión. Los mooc’s amenazan a los ciminetos de la educación como la hemos conocido hasta hace relativamente poco. Una eduación en la que el alumno es un sujeto pasivo quea absrve todo lo que le dice su profesor desde la Cátedra. Ahora el protagonismo pasa al alumno, que se hace responsable de su propio aprendizaje; lo cual me hace preguntarme si los alumnos están preparados para este tipo de aprendizaje. También el profesor necesita un profundo reciclaje y una cura de humildad para dejar de ser el que juzga y convertirse en facilitador del aprendizaje (informal, en este caso). Por otra parte, entiendo que muchos han visto en los mooc’s «la gallina de los huevos de oro» y han intentado comercializar con ellos, entrando en una ruptura con la propia filosofía del mooc: abierto, gratuito, etc. Es cierto que el mooc, requiere de una organización muy exhaustiva para luchar contra la deserción del alumno; por ello es necesario que además de una buena organización, exista un equipo que dinamice el propio mooc para evitar esa escapada de usuarios. Lo que si es cierto, es que considero que o bien cambiamos la filosofía de la educación desde la base, o esta idea se queda limitada a una educación superior en la que el alumno tiene cierta responsabilidad sobre su aprendizaje.

Espero que os haya resultado de interés esta, mi primera entrada seria en un blog.

Saludos.

Quique Cano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *