El barco del arroz

mafalda liiston

¿Nunca habéis tenido la sensación de no saber dónde estáis, de dónde venís ni a dónde vais? Pues así estoy yo ahora mismo; es como si de repente me hubiera despertado en un mundo paralelo, perdida entre e-learning, edupunk, conectivismo, aprendizaje invisible, MOOC, PLE, teoría de la complejidad, educación expandida…

Imposible, esto no es para mí. Creo que no saldré viva de este curso. Pero vamos, que la culpa es mía, lo sé. Yo soy la típica que veo en la calle una cola de gente y pido la vez. “Perdone, ¿quién es el último? Pues yo voy detrás de usted”. Y una vez que tengo asegurado mi puesto en esa serie ordenada de seres humanos con finalidad desconocida, pregunto… “Perdone de nuevo, ¿esta cola para qué es?” Y de esta manera me he visto inmersa en colas de gente esperando para entrar al teatro (sin tener yo entradas, claro), colas para examinarse del carnet de conducir o colas para sellar los papeles del paro.

Y por eso estoy aquí…. Yo sólo soy una humilde tutora de residentes de Hematología, que pretendía ampliar mis conocimientos en estas “modernidades” formativas. Pero un día vi en la página de la Escuela Andaluza de Salud Pública un curso sobre Innovación en la Formación Continua y herramientas 2.0 (por cierto, aún no sé bien qué significa lo de 2.0, pero debe ser algo que esté de moda porque también se llama así el programa de Pablo Motos; El Hormiguero 2.0). Y claro está, me apunté enseguida. Me puse, una vez más en una cola sin saber muy bien donde me iba a llevar…

mafalda.colaY fue entonces cuando lo escuché por primera vez…. MOOC. Sonaba bien pero… ¿qué significaría? La verdad es que no tenía ni idea… Y pedí ayuda a Santa Wikipedia: acrónimo en inglés de massive open online course, traducido al español como curso en línea masivo y abierto (CEMA). Es una modalidad de educación abierta cuya filosofía es la liberación del conocimiento para que este llegue a un público más amplio. Ahora me van cuadrando las cosas…

Bueno, por algo se empieza. Al menos ya sé dónde estoy, ahora sólo tengo que averiguar de dónde vengo y hacia dónde voy. Y es que, mi afición por meterme en dónde no me llaman, me ha embarcado en este viaje “al más allá” sin mapa, sin guía y sin ruta establecida. Vamos, que estoy más perdida que el “barco del arroz”. ¿Y qué será el “barco del arroz”? Recurramos de nuevo a Santa Wikipedia: nombre dado en Andalucía a varias leyendas urbanas referentes a barcos cargados con ayuda humanitaria que desaparecieron misteriosamente, sin llegar a su destino. Estas leyendas dieron origen la expresión «estar más perdido que el barco del arroz»

  ¡Andaluz tenía que ser! ¡Como yo! Mira que se “pierden” cosas en Andalucía…. Bueno, yo espero no “desaparecer misteriosamente” del curso y llegar a mi destino con éxito, siempre contando con vuestra ayuda. Os necesito, compañeros de viaje.