El inicio del tratamiento en diálisis peritoneal aumenta la probabilidad de supervivencia del paciente en un 38%

Estás aquí: