«España era más generosa, pero ha dado pasos atrás»