Iniciar el tratamiento con diálisis peritoneal incrementa la supervivencia de los pacientes en un 38%

Estás aquí: