Consejería para la Igualdad y Bienestar Social
Inicio
Quienes somos
La Prescripción de Heroína
Legislación
Beneficiarios del Proyecto
Estudios y Documentos
Direcciones de Interés
Noticias
Ventajas e Inconvenientes programas de "Iguales"  >> Experiencias  >> Home

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de "programas de iguales".

A.      (Perspectiva desde su intervención en los Programas de  "Reducción de Riesgo)

Autor: Manuel Romero Vallecillos
Escuela Andaluza de Salud Pública.
Granada. 1.996

B.      Puros: control en manos de los "iguales".

Son aquellos programas en que los "iguales", dirigen, controlan y dan respuesta a las necesidades que se les presentan. Y sobre todo, son ellos los que contratan profesionales y gestionan los recursos que ellos mismos detectan y adquieren como necesarios.

C.      Mixtos: control de los programas en manos de profesionales e "iguales"

Donde los "Iguales", profesionales y otros agentes sociales participantes en este tipo de programas, comparten responsabilidades, controlando y dirigiendo de forma mancomunada, tanto acciones  como recursos.

D.      Profesionales: control total del programa por su parte.

Donde los "Iguales" forman parte de los recursos humanos de un programa, por ejemplo para repartir jeringuillas, preservativos, siendo su participación la que la institución promotora del proyecto les tiene asignada. Su papel es activo, pero siempre en la dirección que se les marque y sin capacidad para autodirigirse.

A. Programas puros:

A1.- Ventajas

Los mensajes son mucho más creíbles.

Llega con más facilidad y a muchas mas personas.

Los modelos de cambio son tomados mucho más en serio.

La independencia respecto a instituciones, hace volcar a los agentes de salud, todos sus conocimientos sobre zonas, personas, etc. ( n o existe sensación entre ellos, de descubrir secretos o información tabú, fuera del grupo" subcultural").

Recibir gratificaciones (en dinero o especies). Es menos importante para los grupos a quien se dirigen  los programas.

Al sentirse los máximos responsables, transmiten los mensajes con mucha más fuerza y convicción.

Posibilitan la captación de nuevos "iguales" con los mismos derechos y deberes, ampliando la cadena de cambio en hábitos de consumo y conductas de riesgo.

El asumir responsabilidades, mejora la autoestima, favorece los procesos personas, y en general es un instrumento fundamental, dentro del conjunto  de circunstancias, que verdaderamente ayudan a hacer realidad el cambio y a que este se mantenga.

A2.- Riesgos

La posibilidad y lo precario de la situación terapéutica de muchos "iguales" que participan en programas, tiene como consecuencia el abandono de los mismos, con lo que ello puede suponer para los fines que se persiguen.

Dificultad de acceder a programas complementarios  (ej. Metadona).

Constante presión respecto al uso del dinero.

Poca mentalidad y falta de confianza en programas que no estén supervisados por "personas cualificadas". Con la consiguiente repercusión en ser considerados "los iguales", como sujetos de alto riesgo. Sobre todo llegado el momento de apoyar mediante subvenciones dichos proyectos.

Posibilidad de recaídas.

Sobre- implicación.

Toda la estructura suele basarse en dos o tres personas, por la dificultad de encontrar ex-toxicómanos preparados o dispuestos.

Defectos en las evaluaciones que se realizan, con la consiguiente pérdida de información y medición real de los objetivos.

Evolución lenta, debido a la falta de  programas de continuidad (laborales, formativos, etc.).

Peligro, en cuanto a la dificultad de encontrar toxicómanos o ex. Concienciados, y tener que recurrir a los que solo buscan la compensación económica.

Riesgo de frustración entre los profesionales contratados. (ej. Después de tantos años estudiando, éstos(los iguales), me van a mandar a mí que soy...).

B. Programas "mixtos".

B.1.-Ventajas

Un adecuado reparto de las responsabilidades, enriquece las necesarias intervenciones multidisciplinares.

Acceso con mucha más facilidad a programas complementarios (metadona).

Mayor confianza de las instituciones publicas.

Más fácil acceso a subvenciones.

Mayor y mejor tratamiento de la información, que tiene como consecuencia unas evaluaciones adecuadas.

El equilibrio adecuado entre "iguales" y profesionales u otros, en lo concerniente a las responsabilidades, facilita el respeto de las poblaciones diana por los primeros, con todas las consecuencias positivas (cambios creíbles, modelos, etc.).

Tienen la ventaja de los programas de "iguales" puros, y la riqueza de la intervención de profesionales especializados.

B.2.-Inconvenientes y riesgos

Necesidad desde el principio, de que los roles estén claramente definidos.

Facilidad de tener constantes enfrentamientos por la diferencia de mentalidades.

Peligro de que una vez utilizados los "iguales" en tareas importantes de entrada, pasen a ser utilizados en funciones secundarias.

Peligro de que en caso de programa exitoso, surjan dificultades con profesionales y otros miembros del equipo, como ¿quien publica?, ¿ de quien parten las directrices a seguir?, y otros problemas de protagonismo.

Los intereses particulares de cada grupo en un programa "mixto", no siempre coinciden.

El enfoque y la presentación final de los resultados, corren el peligro de atender  a intereses políticos, llegando  estos a convertirse en mas importantes que los objetivos iniciales.

C) Programas profesionales.

C.1.- Ventajas

Posibilidad de  contar con más medios (acceso a recursos).

Mayor confianza de los responsables públicos y políticos, y consecuentemente, apoyo para realizar programas de continuidad.

Más facilidad de acceso a medios de publicación.

Ideal para realizar "trabajos de campo", encuestas, etc.(por parte de "iguales" contratados"),  siendo después los datos utilizados para estudios "profesionales".

Se reducen sustancialmente los riesgos de interrupción de los programas, a costa de faltarles un elemento básico de credibilidad.

C.2.-  Inconvenientes y riesgos

Aún no existe una mentalidad entre responsables políticos o técnicos para pensar en un programa, sin que éste se encuentre supervisado por personal "cualificado" y sin problemas aparentes.

Dificultad de crear una cadena de cambio, por la falta de credibilidad entre sus "iguales", al crear una imagen de contratados.

Peligro de que la única motivación que justifique el trabajo de los "iguales", sea la económica.

No ser un verdadero programa de "iguales", olvidando los profesionales las claves de los mismos, como: aceptación de riesgos, que la reducción de daños justifique ciertos incumplimientos (como aceptar consumos, faltar en algún momento a acuerdos previos), en beneficio de facilitar los cambios de hábitos en el consumo, la modificación de conductas, etc.

Peligro de convertir "líderes" en mercenarios.

Quieren ser imitados por sus "iguales", no por sus cambios, sino por la forma en que se han "buscado la vida".

Posibilidad de obtener y ofrecer solo datos de conveniencia e informaciones sesgadas.

No sentir los proyectos como propios, transmitiendo falta de convicción en sus mensajes.

Se pierden muchas de las ventajas que ofrecen la participación activa y real, así como el ejemplo de modelos a seguir, que es uno de los objetivos de este tipo de programas.

D.- Algunos consejos para un programa efectivo "de iguales".

Clarificación desde la planificación del programa de todos los aspectos relativos a funciones, papel de cada uno. Pero atención, no solo al principio,  y en la  hipótesis evolutiva del proyecto, sino desde el diseño, el proceso (actividades) y evaluación.

Necesidad de que los "no iguales" entiendan  que el objetivo principal es crear una cadena de cambio.

Hacer un esfuerzo por parte del personal técnico entre la diferencia de programas de "reducción de daño", a otros de desintoxicación, etc.

Los profesionales en este tipo de programas, deben haber realizado previamente al comienzo del mismo una clarificación en su fuero interno, actitudinal y estructural de sus pensamientos y forma de "ver" a estas poblaciones, no siempre fáciles de ser entendidas (empatizar).

Cada grupo debe realizar "su" esfuerzo particular de cambio, pero no olvidarnos que lo que nos preocupa es el vih/sida y su  transmisión.

Volver