Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos

logo easp 02

 

El blog de docencia del C.S. Rafalafena de Castellón ha publicado una presentación, sobre manejo de los trastornos del sueño en atención primaria que es de utilidad práctica. Incluye aspectos epidemiológicos, fases del sueño, anamnesis y tipos: insomnio, trastornos respiratorios asociados al sueño, trastornos del ritmo circadiano, parasomnias, trastornos del movimiento asociados al sueño y narcolepsia. También incluye tablas y algoritmos que facilitan la consideración de los criterios diagnósticos y las escalas para valorar la gravedad y farmacoterapéutica en A.P.

Los trastornos del sueño son frecuentes en la población general y su prevalencia aumenta con la edad. En los pacientes que acuden a consulta con problemas del sueño, el esquema a seguir sería el siguiente: 1) historia detallada general y de hábitos de sueño, fármacos que consume, incluyendo tiempo y posible relación con la sintomatología; 2) exploración general y despistaje de patologías asociadas o desencadenantes (hiper/hipotiroidismo, hernia de hiato, reflujo, asma, etc.); y, 3) pruebas complementarios para descartar patologías asociadas, incluyendo pruebas de imagen generales o específicas, registro polisomnográfico en la unidad del sueño o seguimiento de la enfermedad.

El tratamiento del insomnio incluye:

  • Educación para la salud
  • Medidas de higiene del sueño
  • Intervenciones psicológicas: Terapia conductual y terapia cognitivo-conductual.
  • Intervenciones farmacológicas:

- Benzodiazepinas (BZD): sólo en insomnio agudo a la dosis más baja posible, con fármacos de eliminación rápida (NO los de semivida media-corta) y no más allá de 2-4 semanas.

- No-BZD (zopiclona, zolpidem).

En las conclusiones del tratamiento del insomnio, destacan: Cuando se utilicen los hipnóticos para el tratamiento del insomnio, se recomienda utilizarlos a corto plazo (no más de 4 semanas) y a la dosis más baja posible. Como hipnótico de 1ª elección para el insomnio se pueden elegir una BZD o no-BZD, ya que no han mostrado diferencias significativas en eficacia/seguridad. En pacientes que no responden a un hipnótico, no se recomienda cambiar a otro, salvo por los efectos adversos directamente relacionados con el fármaco específico.

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado