AMANECIENDO EN SÁBADO 6

Hoy, sábado 16 de mayo, escribo sobre EL SILENCIO

En 2014 y en Barcelona, dije públicamente (alto y claro; y con toda sinceridad) que quería empezar a callar. Llevaba muchos años impartiendo cursos y dando conferencias. Y allí estaba, presentando mi último libro “yo decido. La tecnología con alma” en la sede de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria, anunciando mi próxima retirada (de los foros públicos). No lo he cumplido ¡Disfruto tanto en mis clases presenciales y en mis ponencias! ¡Y hasta en las sesiones virtuales que estoy grabando estos días de pandemia! Eso sí, hablo menos. Y escribo más. Escritos cortos y sintéticos. Esfuerzos intensos, en pequeñas dosis. Momentos de inspiración (tras horas de transpiración, claro). Destellos. Y silencios.

Sí, he aprendido a disfrutar más de los silencios. Y noto que cada vez utilizo menos esos “ruidos domésticos” (radio, música, televisión) que me ayudaban (y, a veces, lo siguen haciendo) a huir de mis “borrascas internas” (esos pensamientos insistentes que aún me rondan, y que aún me inquietan). Me apunto pues a esa propuesta, un tanto radical, que nos llega de Oriente: “El silencio es maravilloso. Si no lo vas a mejorar, cállate”. Y, desde luego, veo muy bien ese ayuno semanal de palabras que propuso en su momento Gandhi. En ello estoy. Y los tiempos de pandemia me lo están facilitando, la verdad. Hasta Alejandro Sanz lo ha dicho, clarito, estos días de encierro: ”Quien no aporte algo que calle”. Gracias, Alejandro. Políticos, periodistas y tertulianos varios dense por aludidos, por favor. Y adictos a las redes sociales, también.

Necesito el silencio para pensar y para reflexionar a fondo (repito: a fondo). Para concentrarme más y focalizar mejor mi atención. Lo necesito para escribir (estas entradas al blog, por ejemplo). Para descubrir y descubrirme. Para crear. Para descansar y relajarme. Para meditar. También para sosegar mi ego y mitigar mis dolores (de todo tipo). Para escuchar más y mejor, y para escucharme más y mejor. Para aprender. Silencio para sentir. Para acercarme un poco más, y más suavemente, a mi ser. Y “hablo” también del silencio “no verbal”; ese silencio que, lo confieso, aún me cuesta tanto gestionar, en algunas circunstancias y en algunos contextos. Hágase el silencio (verbal y no verbal). Y el silencio… se hizo.

3 párrafos, 3 regalos:

  1. Artículo publicado en IDEAL de Granada. Silencio y… espiritualidad.

MIS ENCUENTROS CON MARIOLA BERNAL

  1. Este sábado, en lugar de un poema, me gustaría regalar una reflexión del gran poeta granadino Luis García Montero, que utilizo con frecuencia en cursos y conferencias: “La vida te enseña que detrás de toda verborrea hay un cobarde”.
  1. Canción: “Silencio” de Jorge Drexler

Una canción lúcida, lúdica y hermosa de un autor asombroso, sutil y elegante. Y sabio.

https://www.youtube.com/watch?v=HyBu2KEe2pI

Y ahora, callo. Hasta el próximo sábado.

Muy feliz semana ¡¡¡¡

José Luis Bimbela Pedrola

Para los libreros y las libreras de este país…

 

 

AMANECIENDO EN SÁBADO 5

Hoy, sábado 9 de mayo, escribo sobre LA SOLEDAD

Me encanta que la obra que Catherine Camus escribió sobre su padre se titule “Solitario y solidario”. Me apunto con entusiasmo a esa suma. De hecho, es una de mis “copulativas” favoritas. Y con ella reflexiono, de la mano de José María Esquirol, sobre la intimidad, en estos tiempos de transparencia “despiadada”. Estoy muy de acuerdo con él cuando afirma: “una ventana permite cierta intimidad y protección; las paredes de vidrio conducen a una transparencia que nos acerca a la alienación”. No me gustan las peceras. Ni reales ni figuradas.

Mi amigo y maestro Josep Torres, me lo explicaba muy bien con su “metáfora de las habitaciones”. Algunas las compartimos con extraños; otras las compartimos con personas conocidas. Hay algunas habitaciones que compartimos con los amigos y las amigas; y otras con la familia. Además, están aquellas que compartimos con las parejas; y las que compartimos con los hijos y las hijas. Y, finalmente, existen unas habitaciones que no compartimos con nadie. Absolutamente con nadie. Habitaciones necesarias, imprescindibles, vitales. Íntimas, privadas.

¿El reto? Hacer compatible ese “yo conmigo” tan relevante para conocerse y crecer (como profesional, como ciudadano, como persona) con el “yo contigo” indispensable para construir relaciones empáticas y fraternales, basadas en la confianza y el respeto mutuos. Y entonces sí, entonces el “nosotros” podrá ser solidario, maduro y evolucionado; y no gregario, inmaduro y retrógrado (como tantas veces). La ocasión que nos ofrece la pandemia es única y decisiva: ¿Progreso o retroceso? ¿Evolución o involución? Permitidme, por una vez, la disyuntiva.

Podemos aprender a vivir más saludablemente la soledad. Sin demasiado dramatismo. Recordando a : “Drama más tiempo igual a comedia”. Soledad para establecer relaciones más sanas y creadoras. Más limpias y respetuosas. Menos mediocres y dependientes. Menos superficiales y tópicas. Soledad saludable para amarse y perdonarse. Para amar y perdonar. Y, desde luego, para prevenir maltratos (físicos y emocionales) y sufrimientos extras. Soledad reflexiva, meditada y bien dosificada para evitar consumos compulsivos (y paliativos) de casi todo. Fármacos incluidos, por supuesto.

4 párrafos, 4 regalos:

  1. Artículo publicado en IDEAL de Granada. Yo puedo decidir cómo interpreto la soledad. Si la disfruto o… la sufro.

MIS ENCUENTROS CON JAVIER RUIBAL

 

  1. Canción: “Sin ataduras” Grupo LADAMA. Cuatro mujeres potentes y comprometidas. Sumando ética y estética. Multiplicando amor y libertad. Y con alegría, con mucha alegría. Y que sintonizan, magníficamente, con Emma Goldman cuando afirmaba: “Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa

El estribillo es preciso (y precioso): ”Sin mucha pretensión / con bastante inspiración / sin tantas amarguras / y con menos ataduras”: https://www.youtube.com/watch?v=T4j-QNfZ5mE

  1. Cierto; el gran Sabina también ha hablado sobre la soledad: Que se llama soledad”: https://www.youtube.com/watch?v=c5KCnKX_O1Q
  1. Película: “Tren nocturno a Lisboa” de Bille August. Interesante película, en la que podemos escuchar esta perla: “La intimidad es nuestro último santuario”.

Hasta el próximo sábado.

Muy feliz semana ¡¡¡¡

José Luis Bimbela Pedrola

Para Josep, mi amigo del alma…

 

 

 

AMANECIENDO EN SÁBADO 4

Hoy, sábado 2 de mayo, escribo sobre LA VULNERABILIDAD

Hace 12 años pensé seriamente en suicidarme. Estaba agotado. Me sentía vacío. Pese a los éxitos (o quizás por ellos). Los dolores se acumulaban. Físicos (esa espalda), emocionales (ese abandono), sociales (esa soledad) y espirituales (ese sinsentido vital). Sensación de indefensión general, global, completa. Tocado y hundido. Finalmente (lecturas, escrituras y personas sanadoras mediante) decidí no hacerlo. Y, sorprendentemente, verme y reconocerme tan vulnerable me liberó, me dio poderes nuevos y me quitó miedos antiguos. Me ayudó a viajar más ligero de equipaje. Y a comunicarme de una forma más honesta y genuina. Más sencilla y esencial. Más limpia. Con mis alumnos/as y con mis colegas. Con mis jefes y con mis jefas. Con mis familiares y amigos/as. Con mis conciudadanos/as. Y, desde luego, y principalmente, conmigo mismo.

En mis doce últimos años como paciente de (con) dolor crónico he probado un buen número de técnicas, terapias y tratamientos: traumatología, reumatología, fisioterapia, infiltraciones varias, neurocirugía, radiofrecuencia pulsada, transmisión dieléctrica, masaje ayurvédico, digitopuntura, acupuntura, shiatsu, restauración bioenergética, reiki, naturopatía, homeopatía, reflexología, relajación muscular progresiva, meditación, visualización, jin shin jyutsu, rolfing, natación terapéutica, osteopatía, quiropráctica, pilates, chi kung, kundalini yoga, biodanza, tai-chi, anti gimnasia, noesiterapia, fitoterapia, ozonoterapia, higiene postural, hidroterapia, aromaterapia, musicoterapia, cuencos tibetanos, feng shui, dieta anti inflamatoria… Y es que cuando te duele siempre (repito: siempre) vas (casi) donde sea y haces (casi) lo que sea.

Todos/as los/as profesionales que me han atendido en estos doce años tenían inmejorables referencias. Eran realmente muy buenos/as en su especialidad. Y todos/as me atendieron con su mejor intención ¡¡Querían ayudarme!! Y, sin embargo, solamente diez de ellos/as me llegaron al “alma”. Solamente diez consiguieron que me entregase sin condiciones, libre y relajado, al tratamiento ¿Cuál era la variable? ¿Qué había pasado ahí? Analizando a fondo el tema con algunos/as de ellos/as (ahora ya amigos/as) llegamos a una conclusión fascinante: Se habían relacionado conmigo desde su propia vulnerabilidad. Sin egos ni miedos. Sin torres de marfil ni cátedras académicas. Sin corazas. De vulnerable a vulnerable. De humano a humano. Para poder trabajar juntos, para poder construir juntos, para poder sanar juntos. Y así ocurrió. Y se lo agradeceré eternamente.

3 párrafos, 3 regalos:

  1. Artículo publicado en IDEAL de Granada. Con un ruego: validemos y cuidemos; validémonos y cuidémonos. Con dignidad, por favor.

MIS ENCUENTROS CON AINHOA VIDEGAIN

  1. Poema “Escribir” de Chantal Maillard

Para que el agua envenenada pueda beberse”.

¡¡Y en la voz de la propia autora!!!

https://www.youtube.com/watch?v=Q7CsKn48L4Y

 

  1. Canción: “Vulnerables”, de PEDRO PASTOR Y LOS LOCOS DESCALZOS (Recomiendo, entusiasmado, todo el CD “Vulnerables”. Es magnífico, en letras y en músicas. En portada y en diseño).

https://www.youtube.com/watch?v=Y9OS6dKxNPM

Hasta el próximo sábado.

Muy feliz semana ¡¡¡¡

José Luis Bimbela Pedrola

Para mis diez magníficos/as: Ángela, Daniel, Simón, Leo, Eduardo, Rafa, Juana, Yolanda, Alicia, Ignacio.

Y para los/as que lo intentaron. Porque el intento es bello.

 

 

AMANECIENDO EN SÁBADO 3

Hoy, sábado 25 de abril, escribo sobre LA LIBERTAD

Recuerdo perfectamente la dedicatoria que escribí en el primer libro que publiqué. El libro se titulaba ”Cuidando al cuidador. Counseling para sanitarios” y la dedicatoria decía: “Para mi padre y mi madre por hacerme libre”. En las siguiente ediciones, añadí una para mi hijo: ”Para Marcel, mi amor más incondicional”. Y ahora, décadas después, releo el WhatsApp que me envió Marcel hace ya unos cuantos días del padre (traduzco del catalán original, y respeto los signos de puntuación, las mayúsculas y las minúsculas): “Papi ¡¡¡¡felicidades!!!! Gracias por hacerme libre, independiente y autosuficiente. Hay muchos modelos de familia, pero personalmente prefiero el nuestro ¡Te quiero!”  Lloré de alegría. Bailé y canté (Creo que la canción era “Muchísimo amor” de Led Zeppelin, una de nuestras canciones fetiche). Y luego, ya más tranquilo, le llamé (móvil mediante) y se lo agradecí mucho. Muchísimo.

En 1993 volé de mi Barcelona natal a Granada. Iba a trabajar en la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP). Para “cambiar el mundo” (esa fue textualmente su irresistible propuesta) y para ser más libre. Y así ha sido. Amo a esa empresa porque me siento libre. En mis clases y en mis conferencias. En mis cursos y en mis talleres. En mis investigaciones y en mis consultorías. Y en mis cooperaciones internacionales. Y me siento libre con los/as colegas y con los/as jefes/as. Con los alumnos y las alumnas. Y, como me siento libre (y cuidado, y valorado, y respetado) confío. Y me entrego en cuerpo y alma. Intentando, en cada momento y en cada lugar, dar lo mejor de mí; y ayudar a seguir cambiando el mundo… a mejor.

Ningún dolor es una bendición. Ni el dolor físico ni el emocional. Ni el social ni el espiritual (“¿Qué hago yo aquí? ¿Qué sentido tiene mi vida?”) La verdadera bendición es que yo decido qué hacer con ese dolor, qué protagonismo le doy y para qué lo voy a utilizar. Ese es un poder que todos y todas tenemos, y que hay que ejercer, hay que poner en práctica, para que se convierta en un hábito saludable y liberador. Y ahora, en tiempos de reclusión por la pandemia, recuerdo con frecuencia esos inmensos territorios abiertos que aparecían en las películas del Oeste que tanto me gustaban (y me gustan). Y también recuerdo que en esos westerns siempre prefería que ganasen los “indios”, los pieles rojas (sioux, apaches, cheyennes, comanches, navajos, cherokees, pies negros, arapahoes). En sus praderas sin fin, con sus caballos sin sillas de montar, y ¡¡sin uniformes!! Me parecían tan libres…

  • Por cierto ¿Tanta libertad es… gratis?
  • En absoluto.
  • ¿Cuánto vale?
  • Muchas soledades.

3 párrafos, varios regalos:

  1. Un artículo publicado en IDEAL de Granada. La inesperada y sorprendente libertad que produce la propia vulnerabilidad.

MIS ENCUENTROS CON CHANTAL MAILLARD

 

  1. Un poema: “Deseo de ser piel roja”, de Leopoldo María Panero

(Sitting Bull ha muerto, los tambores lo gritan sin esperar respuesta)

La llanura infinita y el cielo su reflejo.

Deseo de ser piel roja.

A las ciudades sin aire llega a veces sin ruido

el relincho de un onagro o el trotar de un bisonte.

Deseo de ser piel roja.

Sitting Bull ha muerto: no hay tambores

que anuncien su llegada a las Grandes Praderas.

Deseo de ser piel roja.

El caballo de hierro cruza ahora sin miedo

desiertos abrasados de silencio. Deseo

de ser piel roja.

Sitting Bull ha muerto y no hay tambores

para hacerlo volver desde el reino de las sombras.

Deseo de ser piel roja.

Cruzó un último jinete la infinita

llanura, dejó tras de sí vana

polvareda, que luego se deshizo en el viento.

Deseo de ser piel roja.

En la Reserva no anida

serpiente cascabel, sino abandono.

3: Una frase: “Yo enfermo cuando no doy libertad al otro” (Horts Müller)

4: Una sorpresa, recién descubierta, en la voz del propio autor: Joan Margarit.

http://www.joanmargarit.com/es/la-libertad/

 

  1. Y, para poner la guinda a todos estos regalos que nos ofrecen los y las artistas, una canción: “Give Me Back My Freedom” de Peter Green. Irresistible. Déjate llevar, por favor.

https://www.youtube.com/watch?v=Ld5IMIFQPqk

Muy feliz semana ¡¡¡¡

José Luis Bimbela Pedrola

Para mi hijo…

AMANECIENDO EN SÁBADO 2

Hoy, sábado 18 de abril, escribo sobre EL AMOR.

El pasado 8 de abril murió mi padre. Hoy ya puedo escribirlo. Y me ayuda a soportarlo. Su muerte ha sido precisamente el detonante para crear estas entradas a mi Blog “Amaneciendo en Sábado”. ”Gracias, papá. Has sido motor y estímulo. Impulso vivificante en estos momentos tan duros y tan extraños. Tan tristes. Y esto, como comentamos tú y yo en esos tiempos donde aún compartíamos momentos de intimidad, da sentido a una vida. A tu vida. Y a la mía. Además, lo confieso, con estos párrafos, con estos sábados, te siento más cerca. Te siento, aún, conmigo. Y siento también más cerca a toda la familia. Unirnos para celebrarte, para despedirte, para recordarte, ha sido otro regalo que nos has entregado”. Ritos que unen, ritos que sanan, ritos que acompañan. Ritos personales y grupales. Ritos. Y músicas, claro. Mis padres se conocieron bailando y han seguido bailando hasta… los últimos años.

No hablaré sobre el duelo. Hay grandes expertas/os a las/os que podemos acudir para aprender y para hacer (Alba Payás, por ejemplo). Quiero hablar sobre el amor. Pude amar a mi padre porque le perdoné. En su tiempo y en su país (España) no existía la “gestión de emociones”, ni la “empatía”, ni todas esas maravillas “psicosociales y educativas” que explicamos en cursos y conferencias; y que luego intentamos aplicar en nuestro día a día. Él hizo lo que pudo. Lo que supo. A veces, lo que le dejaron. Trabajó, trabajó y trabajó (pluriempleo era la palabra del momento) y sé que se esforzó. Nunca olvidaré sus correcciones a las sumas y restas que yo le dejaba por las noches para que (me) las repasara. Cuando yo amanecía él ya no estaba; sus comentarios, sí. Y su letra, perfecta, también ¡Cómo me fortalecía ver esa esmerada caligrafía! Tan segura, tan cierta, tan infalible.

“Pese a las fuertes presiones del entorno (familiares y amigos, lo sé) me dejaste ser libre. Y me acogiste tras algunos contratiempos amorosos. Nunca te lo agradecí suficiente. Y por fin, cuando fuiste abuelo, sacaste tu mejor versión. Un ser humano nuevo y deslumbrante. Feliz y cariñoso. Alegre y sonriente. Tierno y amoroso. Te liberaste. Fueron tus mejores años. Y nos contaste, por fin, tu verdadera historia. Y comprendimos. Y perdonamos. Y valoramos. Y nos amamos… aún más. Y mejoramos, de forma asombrosa, la cantidad y la calidad de la relación. Y finalmente, después de algunos baches, conseguiste disfrutar, en los últimos años, de nuestros cuidados y de nuestros mimos (caricias y besos incluidos). Y te has ido en paz. Calmado y sereno. Y amado”.

3 párrafos, 3 regalos:

  1. Artículo publicado en IDEAL de Granada. Adolescentes. Reducción de daños (diversos). Amor paterno/materno filial.

MIS ENCUENTROS CON JAIME FUNES

  1. Película: Los años más bellos de una vida”, de CLAUDE LELOUCH. Supera la película origen de la historia (tan moderna entonces, tan antigua ahora); y muestra que, a veces, las segundas partes sí son buenas (y mejores). Una película que es un canto a la vida y al amor. Al Amor de pareja: “Ya que no vivimos juntos, muramos juntos”.

3. Y para el amor a la vida y al empoderamiento ciudadano una magnífica canción: Aún no ha salido el sol”, del grupo LEÓN BENAVENTE:

https://www.youtube.com/watch?v=rDnJ1ufwOOU

(Recomiendo, con pasión, toda la discografía de este fantástico grupo musical.  Y, por favor, no os perdáis sus energéticos directos en YouTube).

Hasta el próximo sábado.

Muy feliz semana ¡¡¡¡

José Luis Bimbela Pedrola

Para mi padre…

 

 

 

AMANECIENDO EN SÁBADO 1

El sábado es mi día preferido de la semana. Desde que tengo uso de razón. Y lo sigue siendo. Hoy es Sábado de Gloria. Y seguimos confinados/as.

Y he decidido poner mi granito de arena para que los días que aún nos quedan en esta situación, resulten un poco más agradables, más amenos… Y como estoy cansado de tanto blablablá en redes sociales, medios de comunicación, y debates varios, voy a ser escueto. Usaré frases cortas. Párrafos cortos. Pocas palabras. Síntesis.

Y cada sábado escribiré “algo” sobre algún tema que me guste, o que me inquiete, o que, por la razón que sea, me apetezca. Y, además, haré algún regalo “ex profeso”.

Hoy, sábado 11 de abril, escribo sobre LA SONRISA.

Ayer mi madre volvió a sonreír. Llevaba muchos días sin hacerlo. La enfermedad, el dolor, la soledad, y la distancia, se la habían arrebatado. Fue realmente maravilloso verla sonreír “en vivo y en directo” (WhatsApp mediante). De nuevo se sentía viva y con ganas de vivir. Y esa sonrisa me llegó al alma, me conmovió en lo más hondo. Me llenó de felicidad y me dio fuerzas. Me hizo sentirme más vivo y con más ganas de vivir.

Confirmo, cada día, que la sonrisa (la sonrisa auténtica, genuina, honesta; la que no se queda en un rictus) sana por dentro y por fuera (“sonreír es el mejor tratamiento de belleza” dirían algunos); y sana tanto a quien la emite como a quien la recibe (¨las neuronas espejo” dirían otros). Proclamo: he decidido volver a sonreír. También cuando hable por teléfono sin cámara. Porque la sonrisa verdadera se siente. Llega. Se contagia.

Ahora, en estos tiempos de coronavirus, la sonrisa es… vital. Para cada uno de nosotros y nosotras. Y para la humanidad entera. Una nueva sociedad puede surgir de esta pandemia si así lo decidimos. Más solidaria y cooperativa. Más austera y esencial. Más activa y protagonista. Más positiva y entusiasta. Más ética (mi bienestar y tu bienestar, mi poder y tu poder, mis objetivos y los tuyos). Más saludable. Más sonriente. Mejor. Nosotros y nosotras decidimos.

3 párrafos, 3 regalos:

  1. Artículo publicado en IDEAL de Granada. Las buenas noticias, el orden de los factores, y el tiempo… MIS ENCUENTROS CON RAMÓN BAYÉS

 

    1. Poema: Bendita alegría” de RAQUEL LANSEROS.

    Te confunden con otras, alegría:
    ingenuidad, simpleza,
    candidez,
    inocencia.
    Te subestiman con diminutivos
    sucedáneo de la felicidad
    eterna hermana pobre de la euforia.Parecen no acordarse de la helada rutina,
    cuando las insistencias se vacían de sangre
    y el espanto aprisiona como un despeñadero.No recojas el guante, te lo ruego,
    olvida el desafío que lanza la ignorancia.
    No nos dejes perdidos en medio de qué océano,
    sin tu luz, alegría,
    la de las manos anchas
    la que convierte el alma en lugar habitable.

    Desatiende el rumor de las trincheras,
    la retórica vana de los oportunistas.
    Tú eres el destilado de libertad más único,
    el orgasmo espontáneo del espíritu.

    Bienhallada alegría
    la pura de sabor
    la complaciente
    tú que vives y reinas en el tuétano limpio
    ahora y en el albor de toda hora
    quédate con nosotros.

  1. Canción: “Panaderas de pan duro” del grupo EL NAÁN. Porque sonreír en tiempos duros es posible. Y porque «Es un manjar para el alma la canción con su estribillo» (no os perdáis, por favor, el final del vídeo).  https://www.youtube.com/watch?v=SFFEVOBL6zQ

Hasta el próximo sábado.

Muy feliz semana ¡¡¡¡

José Luis Bimbela Pedrola

Para mi madre…

 

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

 

Hoy, 7 de abril, se celebra el Día Mundial de la SALUD.

Acababa mi última entrada al Blog animándonos a PASAR A LA ACCIÓN, aprovechando la oportunidad (única, brutal, demoledora) que el fenómeno “coronavirus” nos ofrece. Hoy voy a concretar un poco más. Y voy a proponer algunas acciones inmediatas, que podemos empezar a entrenar en ese ámbito doméstico en el que estamos “confinados” para poder luego seguir ejercitándolas en el “exterior” hasta convertirlas (tras tres semanas de entrenamiento diario) en nuevos hábitos saludables:

Salud Física:

Alimentación + Ejercicio Físico

“Me deleito, disciplinadamente, cuidando mi cuerpo”

 

Salud Psicológica:

Gestionar Emoción + Contagiar Entusiasmo + Ningunear al Ego

“Ejerzo, honestamente, la autocrítica amorosa”

 

Salud Social:

Ecpatía (empatía concreta y argumentada) + Bondad + Compasión

“Entreno, humildemente, la bondad… cada día, y en cada lugar”

 

Salud Espiritual:

Sentido de mi vida (propósito vital) + Actividades que me apasionen

“Busco, ilusionadamente, mi propósito vital; y entrego mis dones y mis talentos”

 

Salud Ética:

Cooperación + Fraternidad

“Amo, genuinamente, al prójimo como a mí mismo/a. Y lo amo y me amo… mucho”

 

 

La base de un cerebro sano es la bondad y se puede entrenar”.

Richard Davidson. Neuropsicólogo. La Vanguardia, 27-03-2017.

 

No me olvido de una bibliografía básica, vivencial y muy encaminada a la acción; que, además, puede conseguirse de forma gratuita y legal en este mismo Blog (a la derecha, en el Epígrafe “PUBLICACIONES”. Si entras vía móvil, al final de la página 1):

  • Gimnasia Emocional. Pasamos a la acción
  • Gimnasia Social. La Práctica
  • Cuidando al formador (pensando en alimentación y ejercicio físico)

Con un abrazo (cálido, suave y espero que reconfortante) desde Granada

José Luis Bimbela Pedrola

PD: Y con mi humilde homenaje “musical” a todos/as los/as profesionales socio-sanitarios/as que se dejan, cada día (ayer, hoy y mañana)… la piel, la salud (y algunos/as la vida) entregándose en cuerpo y alma a su tarea.

 GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS., GRACIAS….

De la mano del gran Aute: 

https://www.youtube.com/watch?v=8WEWPk9q4Xg

 

 

DÍA MUNDIAL DE LA FELICIDAD Y…

Hoy, 20 de marzo de 2020, además de la llegada de la primavera, celebramos también el Día Mundial de la Felicidad.

Es una celebración agridulce. El fenómeno “coronavirus” nos ha obligado a aplazar la Jornada sobre la Prevención del Suicidio que íbamos a celebrar hoy, precisamente para empezar a ver otras formas de abordaje “distintas” que sumen alternativas, que añadan opciones en un tema tan complejo y esencial como es el del suicidio. Esa jornada, como ya anuncié en anteriores entradas del Blog, se ha trasladado al viernes 19 de junio.

Por otro lado, sí me gustaría aprovechar este Día Mundial de la Felicidad, para añadir una quinta dimensión a esa SALUD PRÁCTICA que traduce ese amplio concepto de FELICIDAD en aspectos concretos, que son los que más nos interesan a la ciudadanía.

Hasta hora, manejábamos ya con cierta soltura 4 dimensiones de la salud: la biológica, la psicológica, la social y… ¡¡ la espiritual !! Esa cuarta dimensión que tanto nos costó incorporar; pero que, a partir de la «histórica» Jornada que celebramos en la EASP en octubre de 2017, se ha ido instalando (evidencia científica mediante, claro) en Cursos, Congresos, Reuniones y Jornadas varias.

Bien, pues hoy 20 de marzo de 2020 incorporamos una quinta dimensión clave para lograr una salud más integral, más plena y, por tanto, una felicidad mayor y más sostenible. Esa quinta dimensión es….

https://www.youtube.com/watch?v=9-sEQl7RhiE

La dimensión ÉTICA, esa dimensión que ya hace años llamamos en la EASP el “alma” de la Salud Pública y que se sustancia en ese doble objetivo (irrenunciable, innegociable): Mi bienestar y tu bienestar, mi poder y tu poder, mis objetivos y tus objetivos. Ese “ganar-ganar” que Carlo Cipolla nos enseñó en su estrategia inteligente. Y ese “amarás al prójimo como a ti mismo” que ya encontramos en la Biblia. No inventamos nada, cierto. Lo que sí hacemos es incorporar esa dimensión a todas y cada una de nuestras acciones como profesionales de la salud y como pacientes (activos); como dirigentes y como ciudadanos; como empresarios y como trabajadores; como alumnos y como docentes; como familiares y como amigos. Como seres humanos solidarios.

A ver si así conseguimos aquello que propongo últimamente en mis conferencias: “De tanto comportarnos como seres humanos éticos, volveremos a sanarnos física, emocional, social y espiritualmente.”

El fenómeno “coronavirus” nos ofrece una oportunidad única para pasar, ya, a la acción ¡¡¡¡ Adelante !!!!

Gracias Joan Carles.

Gracias Mariola.

Gracias Josep.

Sin vosotros esto no hubiera sido posible.

Con un cálido abrazo (virtual y profundo a la vez) desde Granada

José Luis Bimbela Pedrola

PD: Y un regalo anti-miedos, CON TODA MI ALMA:

http://www.index-f.com/memoria/12/12300.php

 

NUEVA FECHA JORNADA SUICIDIO: VIERNES 19 de JUNIO

Ya tenemos FECHA alternativa para la celebración de la Jornada sobre PREVENCIÓN DEL SUICIDIO, que hemos tenido que aplazar por el tema del coronavirus.

Será el VIERNES 19 de JUNIO.

Se mantiene el Programa. Y aprovecharemos el aplazamiento para redondearlo… Hasta aquí puedo leer.

¡¡¡¡ Os esperamos !!!!

Estamos con la energía y el entusiasmo renovados.

Un cálido abrazo desde la EASP

José Luis Bimbela Pedrola

 

CON C de CORAZÓN y de CÓRDOBA

¡¡¡ Qué gran placer ha sido intervenir en el 4º Mes del Corazón: «Mi corazón a través de los sentidos», el pasado sábado 8 de Febrero en el Palacio de la Merced de Córdoba!!!

Con mi Conferencia «Optimismo y estrés» puse mi granito de arena a una Jornada llena de emoción, pasión y compromiso; de la que se informa con detalle en esta noticia que apareció en la prensa local: https://www.eldiadecordoba.es/cordoba/Jose-Luis-Bimbela-importancia-dialogar-propio-cerebro_0_1435656836.html

Gracias, Edu

Gracias , Noelia

Por vuestra entrega y vuestro cariño. Y por poner corazón, mucho corazón en todo lo que hacéis.