Crónica Sentimental del Coronavirus (2): El Amor

CRÓNICA

Por: José Luis Bimbela Pedrola

 

El pasado 8 de abril murió mi padre. Hoy ya puedo escribirlo. Me ayuda. Su muerte ha sido precisamente el detonante para recrear (deconstruyendo, que diría Adriá, reflexiones y escrituras previas) estas entradas al Blog EASP-COVID19. ”Gracias, papá. Has sido motor y estímulo. Impulso vivificante en estos momentos tan duros y tan extraños. Tan tristes. Y esto, como comentamos tú y yo en esos tiempos donde aún compartíamos momentos de intimidad, da sentido a una vida. A tu vida. Y a la mía. Además, lo confieso, con estos párrafos y con este blog te siento más cerca. Te siento, aún, conmigo. Y siento también más cerca a toda la familia. Unirnos para celebrarte, para despedirte, para recordarte, ha sido otro regalo que nos has entregado”. Ritos que unen, ritos que sanan, ritos que acompañan. Ritos individuales y grupales. Ritos. Y músicas, claro. Mis padres se conocieron bailando y han seguido bailando hasta… los últimos años.

No hablaré sobre el duelo. Hay grandes expertas/os a las/os que podemos acudir para aprender y para hacer (Alba Payás, por ejemplo). Tampoco hablaré sobre la famosa prueba del coronavirus, la que no le hicieron a mi padre (que murió en Barcelona). Quiero hablar sobre el amor. Pude amar a mi padre porque le perdoné. En su tiempo y en su país (España) no existía la “gestión de emociones”, ni la “empatía”, ni todas esas maravillas “psico-sociales y educativas” que explicamos en cursos y conferencias. Él hizo lo que pudo. Lo que supo. A veces, lo que le dejaron. Trabajó, trabajó y trabajó (pluriempleo era la palabra del momento) y sé que se esforzó. Nunca olvidaré sus correcciones a las sumas y restas que yo le dejaba por las noches para que (me) las repasara. Cuando yo amanecía él ya no estaba; sus comentarios, sí. Y su letra, perfecta, también ¡Cómo me fortalecía ver esa esmerada caligrafía! Tan segura, tan cierta, tan infalible.

“Pese a las fuertes presiones del entorno (familiares y amigos, lo sé) me dejaste ser libre. Y me acogiste tras algunos contratiempos amorosos. Nunca te lo agradecí suficiente. Y por fin, cuando fuiste abuelo, sacaste tu mejor versión. Un ser humano nuevo y deslumbrante. Feliz y cariñoso. Alegre y sonriente. Tierno. Y amoroso. Te liberaste. Fueron tus mejores años. Y nos contaste, por fin, tu verdadera historia. Y comprendimos. Y perdonamos. Y valoramos. Y nos amamos… aún más. Y mejoramos, de forma asombrosa, la cantidad y la calidad de la relación. Y finalmente, después de algunos baches y ciertas confusiones, conseguiste disfrutar, en los últimos años, de nuestros cuidados y de nuestros mimos (caricias y besos incluidos). Y te has ido en paz. Calmado y sereno. Y amado”.

Y para seguir en “modo AMOR”, sugiero revisar una película estrenada en España el pasado año: “Los años más bellos de una vida”, de Claude Lelouch. Una obra cinematográfica que supera la película origen de la historia (tan moderna entonces, tan antigua ahora). Una película que recomiendo vivamente en este Blog porque nos permite comprobar que, a veces, las segundas partes sí son buenas; y mejores que las primeras. En el cine, en el amor, y en la vida.

¿Puede ser, esa “segunda parte” que va a iniciarse tras la pandemia, mejor que la primera? ¿Socialmente mejor? ¿Emocionalmente mejor? ¿Éticamente mejor?  Esta película, que es un canto precioso (tierno y apasionada a la vez) a la vida, y al amor (también en la vejez) nos puede dar pistas. Dice, en un determinado momento, uno de los protagonistas: “Ya que no vivimos juntos, muramos juntos” ¡Me encanta!

Y también para encontrar amor y alegría de vivir (incluso tras la pérdida de un ser querido) una energética y revitalizante canción: ”Aún no ha salido el sol”, del grupo LEÓN BENAVENTE (Grupo musical del que recomiendo, con pasión irrefrenable, toda su discografía): https://www.youtube.com/watch?v=rDnJ1ufwOOU

Para acabar, un regalo que me ha enviado recientemente mi maestro y amigo Ramón Bayés y que está lleno, llenísimo, de amor.

Cine y pediatría. Un proyecto paliativo

https://www.youtube.com/watch?v=wo7c7LaBwiE

 


Fuente: Amaneciendo en sábado. En “El Blog de Bimbela”: https://www.easp.es/web/bimbela/

Continuará…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *