Medios de comunicación y COVID-19: Pautas para una información responsable

RESEÑA

Por: Manuela López Doblas, Nuria Luque Martín y Amelia Martín Barato

Informar sobre el Covid-19 se ha convertido en todo un desafío para los periodistas, que han de buscar continuamente el equilibrio entre ofrecer información actualizada y veraz, sin amplificar el miedo de las audiencias. El cambio constante en los datos, la proliferación de los bulos y fake news ante un futuro incierto, además de las posturas contrapuestas sobre la buena o mala gestión de las instituciones oficiales dificulta aún más una labor marcada, históricamente, por el ritmo frenético en las redacciones y el ansia de ser los primeros – o los que aglutinen más clics-.

Ahora, más que nunca, la responsabilidad de los periodistas y medios de comunicación de ofrecer información veraz y de calidad es crucial. La organización First Draft  -cuya misión es recopilar y facilitar recursos de verificación esenciales para periodistas- ha elaborado una serie de consejos para ofrecer información responsable sobre Covid-19. Estas pautas, dirigidas inicialmente a profesionales del ámbito de la comunicación, bien pueden aplicarse a cada uno de nosotros y nosotras que cada día publicamos post, tweets o comentarios y compartimos información en infinidad de formatos a través de nuestros teléfonos. La comunicación e información sobre Covid-19 es responsabilidad de todos y todas. Nunca antes la acción de “enviar” o “compartir” desde tu Smartphone había sido tan importante.  Piensa antes de hacerlo.

 

  1. Evita un lenguaje sensacionalista

Los periodistas han de tener presente su responsabilidad ante el manejo de las emociones del público, evitando difundir miedo indebidamente. Por ello, se recomienda huir de términos emocionales o sensacionalistas como “confusión”, “asesino” o “catástrofe”. No obstante, seguimos leyendo cada día titulares alarmistas que provocan pánico en la población.

  1. Ten en cuenta las imágenes, selecciónalas cuidadosamente.

Elegir cuidadosamente las imágenes, alejándose de fotografías de archivo que puedan reforzar estereotipos (como una imagen de una persona asiática con mascarilla sacada de contexto) o alimentar el pánico (supermercados con escasez de productos). Antes de usar una imagen, piensa en lo que aporta realmente la imagen seleccionada, si está descontextualizada y cuál va a ser el impacto que puede generar en el público.

  1. Evita especular sobre los posibles peores escenarios.

Según recoge First Draft en su artículo sobre información responsable y coronavirus, alentar a expertos para que den citas especulativas o sensacionalistas no siempre ayuda a los lectores. “Debemos centrarnos en lo que sabemos”, según Wahl-Jorgensen, directora del grupo de investigación Journalism and Democracy, de la Universidad de Cardiff. Y hay que ser francos ante lo que no sabemos.

  1. Proporciona a los lectores acciones específicas que puedan llevar a cabo

La incertidumbre nos hace más vulnerables a la información errónea o los bulos en salud. En esta línea, Emily Vraga –profesora de Periodismo de la Universidad de Minnesota- recomienda hacer hincapié en las recomendaciones aprobadas por expertos para prevenir la propagación del virus, dando así una sensación de control a la ciudadanía.

  1. Dirige a los lectores a las fuentes oficiales de información

Dirigir a los lectores a fuentes expertas y fiables, como la Organización Mundial de la Salud, contribuye a mejorar la información del público. Los medios de comunicación han de desarrollar la confianza de la audiencia en las organizaciones de la salud y profesionales expertos, para que los lectores sepan a quién recurrir para futuras recomendaciones. En esta línea, tanto Google como diferentes redes sociales (Twitter, Facebook, etc…) filtran los resultados de búsquedas y dirigen a la OMS, Ministerio de Sanidad y otras fuentes fiables.

  1. Cuidado con las investigaciones que utilizas en tus publicaciones. Consulta con expertos.

Según se recoge en el artículo de First Draft, ha habido una proliferación de artículos sobre COVID-19 sin una revisión por pares –pre-prints-. O, dicho de otra forma, sin pasar por los controles de calidad adecuados. Algunos de estos artículos científicos proporcionan información que no debe amplificarse. Si decides utilizar estos artículos, la periodista científica Roxanne Khamsi recomienda consultar a un científico independiente antes de su publicación.

  1. Reflexiona sobre qué rumores abordar. No todos merecen cobertura.

Los rumores, bulos o fake news acaban convirtiéndose en noticia, y muchas veces los medios de comunicación persiguen desmentirlos. No obstante, desde First Draft aconsejan evitar llamar la atención sobre rumores que están recibiendo poca participación o sólo están actuando en nichos concretos. Nos proponen 5 preguntas para considerar si un rumor ha alcanzado el punto de inflexión:

  • ¿Cuál ha sido el impacto del rumor?
  • ¿La discusión sobre el rumor se limita a una comunidad en línea?
  • ¿El rumor saltó entre diferentes plataformas?
  • ¿Una cuenta influyente o verificada compartió el rumor?
  • ¿Han cubierto el rumor los grandes medios de comunicación?
  1. Haz que tu contenido sea fácil de comprender.

Contenidos simples y breves. Usa gráficos para ilustrar la información y asegúrate de destacar la información veraz, frente al rumor. Encuentra maneras simples y atractivas de enfocarte en los hechos y dar consejos concretos sobre los pasos que las personas pueden tomar.

  1. Evita un lenguaje despectivo

Los temores de las personas sobre el virus son razonables, incluso si algunas de las teorías están equivocadas. La ansiedad es una reacción muy común ante la incertidumbre, por ello, se aconseja abordar las falsas creencias con empatía, en lugar de con juicio, sin desprestigiar a las personas que se hacen eco de temores infundados.

  1. Averigua qué preguntas hacen los lectores de Covid-19 y llena los vacíos de información con periodismo de servicio.

En la situación actual, existen muchos vacíos de información donde los datos relevantes disponibles son limitados o inexistentes. Los medios de comunicación deben actuar para ofrecer información de calidad y rellenar esos vacíos. ¿Cómo? Pensando en las preguntas que se hacen los lectores o en las palabras clave que utilizan para buscar respuestas, analizar quiénes están creando contenido en torno a esas preguntas y llenar los vacíos de datos con contenido de calidad.

Pautas que no siempre son fáciles de llevar a cabo, dado el escenario actual, pero que conviene no perder de vista si vas a comunicar o compartir cualquier información sobre el Covid-19.

 


Enlaces de interés:

Tipsheet: Covering the Coronavirus Epidemic Effectively without Spreading Misinformation

Coronavirus: how media coverage of epidemics often stokes fear and panic

Speed Sciencia. The risks of swiftly spreanding coronavirus research

Periodismo abierto y responsabilidad compartida ante la crisis del COVID-19

2s comentarios

  1. Muy necesario y clave difundirlo insistentemente entre profesionales de la comunicación. Necesitamos una información coherente-salutogénica, que nos permita comprender, manejar y encontrar significado a las cuestiones sobre covid-19. Gracias por la lección de ética periodística.
    Mariano Hernán

  2. Hi, I do think this is a great website. I stumbledupon it 😉 I’m going to come back once again since I bookmarked
    it. Money and freedom is the greatest way to change, may you be rich and continue to guide other people.

Responder a Mariano Hernán Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *