¿Y si te dijeran que un gesto tan sencillo como leer cuentos con nuestros hijos e hijas desde que son bebés tiene unos efectos muy positivos en su desarrollo?

Leer con un bebé o niño/a crea un vínculo afectivo, que les hará personitas más seguras de sí mismas, que sabrán expresar mejor sus sentimientos y sus pensamientos. En el colegio su aprendizaje se les hará más fluido y agradable. Cuando lleguen a la Educación Secundaria tendrán mayor comprensión lectora, lo que les facilitará el estudio y los ejercicios de clase. Además, para las mamás y los papás es muy satisfactorio sentir que, mientras les leemos, nosotros también crecemos junto a ellos.

Fíjate cuántas cosas buenas en una actividad tan simple. Por eso, desde esta página te queremos animar a dedicar unos minutos al día a leerles en voz alta.

Pero si no tienes el hábito de la lectura o no sabes cómo empezar a leer en voz alta, no te preocupes, es fácil y hay un montón de pequeños trucos para que el momento de lectura sea agradable tanto para ti como para el niño o niña. Pincha en la parte de Familias del menú, ahí encontrarás ideas y consejos prácticos.

Para empezar, aquí te dejamos unos vídeos muy breves que demuestran todo lo que puede llegar a caber en pocos minutos de lectura y lo que significa para ellos.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado,
y el tuyo no ha comenzado…