Salud y Familias apuesta por la profesionalización de la gestión sanitaria a través de programas específicos y la acreditación de competencias.

Este Programa de Desarrollo Directivo que el Servicio Andaluz de Salud diseña y realiza en colaboración con la Escuela Andaluza de Salud Pública inicia la tercera edición en septiembre.

 

El Gerente del SAS, Dr. Miguel Ángel Guzmán, ha presidido el acto de clausura del Programa de Desarrollo Directivo (PDD) que en esta segunda edición han realizado 30 profesionales del Sistema Sanitario Público Andaluz.

Le han acompañado en el acto de clausura la directora gerente de la EASP, Dra. Blanca Fernández-Capel, la directora de Personal del SAS, Dra. Pilar Bartolomé, y los coordinadores del PDD la profesora de la EASP Pilar Navarro, la subdirectora de Formación, Selección y Desarrollo Profesional del SAS, María José Cano y el director de ASISA en Málaga, Francisco Miralles.

Los puestos directivos de los centros asistenciales realizan una labor que va mucho más allá de la gestión de los recursos humanos, siendo los responsables de la gestión de los recursos, la implantación de sistemas de evaluación, de análisis de resultados en salud, la gestión económica, así como del impulso de alianzas estratégicas con actores clave y la participación de los ciudadanos y pacientes entre otros muchos retos.

Conscientes de la importancia estratégica de la dirección sanitaria, la Consejería de Salud y Familias a través del Servicio Andaluz de Salud, y en colaboración con la Escuela Andaluza de Salud Pública, impulsa la profesionalización de los directivos con el Programa de Desarrollo Directivo que hoy clausura su segunda edición y en septiembre inicia la tercera.

Un Programa que integra las 5 dimensiones del rol del directivo sanitario

Este Programa persigue fortalecer las cinco dimensiones que se integran en el rol del directivo sanitario: el liderazgo, la gestión en salud, la salud y su entorno, la comunicación y la gestión de las relaciones y la responsabilidad profesional y social.

Para ello, esta segunda edición del PDD se ha iniciado con un ciclo, que se abrió a directivos sanitarios de otras comunidades autónomas, sobre Gestión y Liderazgo en Tiempos de Crisis y se ha completado con diez módulos de profundización en el ejercicio de la función directiva, centrados en liderazgo, gestión del talento organizacional, gestión del conflicto, pensamiento estratégico en la gestión económica, ética de la gestión, comunicación, gestión asistencial, valores en la organización, innovación y tecnología y resultados en salud.

Este programa permitirá al Sistema Sanitario Público Andaluz contar a corto y medio plazo, con gestores formados, con habilidades emocionales, sociales, de comunicación, creativas, de liderazgo, analíticas, y de aplicación. Unos profesionales directivos con herramientas para adaptarse a los cambios del entorno y de la organización sanitaria, con visión de futuro, capacidad de análisis, de síntesis y de interpretación de la información, así como flexibilidad y un compromiso ético coherente con la institución y al servicio del paciente.

Visibilidad y reconocimiento de la gestión sanitaria

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó en abril de este año el decreto de la Consejería de Salud y Familias por el que se regula el sistema de provisión de puestos directivos y cargos intermedios en los centros sanitarios del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El Servicio Andaluz de Salud realizará una convocatoria específica para cada puesto directivo. La provisión se llevará a cabo mediante el sistema de libre designación, a través de procedimientos que garanticen los principios de igualdad, mérito, capacidad, publicidad y concurrencia. La evaluación de la idoneidad se realizará mediante el sistema de acreditación de competencias profesionales que reglamentariamente se establezca.

La gestión sanitaria se evaluará anualmente con criterios de eficacia, responsabilidad y resultados acorde con los objetivos establecidos.

Humanización del Sistema Sanitario

El Servicio Andaluz de Salud también apuesta por la Humanización del Sistema Sanitario poniendo al servicio de las personas trabajadoras del SAS herramientas desde la Humanización Positiva para dar recursos a sus profesionales con los que enfrentarse a los desafíos que sigue presentando la pandemia COVID-19.

A través de programas webinars se están ofreciendo enseñanzas y prácticas de Humanización Positiva para explorar el tipo de empatía que fomenta una conexión saludable, y cultivar el espíritu vocacional, con prácticas de mindfulness y formación para poner en marcha el cuidado de sí mismos y de los demás.

Este programa de Humanización Positiva surge desde el convencimiento del Sistema Sanitario Andaluz de que no hay respuestas simples, pero sí enfoques y prácticas efectivas que pueden mejorar la capacidad para estar presente y gestar nuevos modos de ser y seguir dando servicio.

Foto de familia en la clausura del Programa de Desarrollo Directivo, presidida por el gerente del SAS, Dr. Miguel Ángel Guzmán