Ficha de un curso

Entrenamiento cognitivo para personas con deterioro cognitivo leve a moderado

Fechas previstas 4 de noviembre a 3 de diciembre de 2024
Coordinación Bibiana Navarro Matillas | Sandra Pinzón Pulido| Soledad Jiménez González
Horas Totales 25 horas Modalidad Virtual
Código 207703
Fecha límite de inscripción 6 de octubre de 2024
 
 

Introducción

El envejecimiento progresivo de la población española de las últimas décadas ha originado un incremento de patologías íntimamente ligadas al envejecimiento humano, como las demencias neurodegenerativas. Según el estudio Eurodem, un 6,5-8,3% de los mayores de 65 años presenta algún tipo de demencia, cifra que se duplica en los mayores de 80 años. Basándonos en estas cifras podemos realizar una estimación pudiendo prever que en 2020 en Andalucía aproximadamente 123.695 personas padecen algún tipo de demencia, cifra que se elevará a 156.683 tan solo una década después.

La Enfermedad de Alzheimer (EA) constituye la primera causa de demencia en los países desarrollados convirtiéndose en la cuarta causa de mortalidad entre los adultos, después de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y el accidente cerebrovascular. A pesar de que afecta mayoritariamente a personas mayores de 65 años, también es posible su aparición en edades preseniles.

La EA ocasiona un lento pero inexorable declive en la cognición y conducta del paciente, afectando su memoria, lenguaje, capacidad de aprendizaje, pensamiento y juicio, interfiriendo en las actividades de la vida cotidiana hasta su total dependencia del cuidador. Supone un problema de gran magnitud en nuestra sociedad por su alta incidencia, el deterioro que implica para la persona enferma, la dedicación que precisa por parte de quienes le cuidan, el impacto familiar y la escasez de recursos terapéuticos eficaces.

Dicha magnitud exige un abordaje de la EA integral con intervenciones tanto desde los servicios sanitarios como desde los servicios sociales y el movimiento asociativo, resultando imprescindible articular una correcta coordinación social y sanitaria basada en la calidad de las actuaciones y en las evidencias científicas disponibles.

En ese sentido, según el Plan Nacional de Alzheimer (2019-2023) y el Plan Integral de Alzheimer y otras Demencias en Andalucía, la eficacia del tratamiento no farmacológico (TNF) de estimulación cognitiva y otras terapias ha dejado de estar cuestionada. Numerosos trabajos y revisiones han aportado datos que sustentan un beneficio similar al observado con el tratamiento farmacológico, ayudando a mantener algunas funciones cognitivas y a mejorar aspectos conductuales como ánimo y apatía. De esta forma, guías nacionales e internacionales recomiendan las TNF como complemento al tratamiento farmacológico. El entrenamiento cognitivo mejora las habilidades cognitivas específicas y se mantiene durante años ocasionando un menor declive funcional en las actividades básicas de la vida diaria de las personas mayores, permitiéndoles vivir con mayor autonomía y retrasar en lo posible los efectos de la demencia.

En Andalucía, la evaluación y prescripción de módulos de entrenamiento cognitivo para personas con deterioro cognitivo que viven en sus domicilios se realiza desde las Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (AFAs) o por los equipos de neurología especializados. Para la realización práctica del entrenamiento se ha comenzado a trabajar de forma unificada en este año 2020 con el programa NeuronUp que consta de paquetes de entrenamiento, en función de los distintos elementos que se necesitan estimular. Las actividades permiten realizar una intervención intensiva y personalizada en el tratamiento de los déficits cognitivos funcionales y cada actividad está nivelada siguiendo parámetros técnicos que permiten al terapeuta adaptar la rehabilitación a la capacidad cognitiva de cada usuario. Los ejercicios trabajan la memoria, la atención, gnosias, funciones ejecutivas, praxias, lenguaje, cognición social y habilidades visuoespaciales.

Para hacer extensivo este programa de entrenamiento cognitivo con NeuronUp o la utilización de cualquiera otro de los programas que han demostrado su efectividad (Stimulus, Gradior, etc.) a las personas mayores que viven en centros residenciales o que asisten a los centros de día es preciso contar con un terminal conectado a red y con una persona que apoye, oriente, resuelva dudas sobre la plataforma y motive a la persona en el cumplimiento de los ejercicios. Ese papel lo puede desempeñar tanto una persona entrenada de la familia, el voluntariado adscrito al centro o el propio personal de apoyo.

El programa de entrenamiento cognitivo debe ser diseñado por profesionales de psicología o neuropsicología quienes realizarán la valoración neuropsicológica y el diseño las sesiones de entrenamiento que la persona debe hacer, según las funciones cognitivas que debe recuperar o mantener.

El desarrollo de los ejercicios contará con la tutorización de personal técnico y auxiliar entrenado y el seguimiento será realizado por los mismos profesionales que hayan realizado la valoración y diseñado el programa de entrenamiento cognitivo personalizado.

Esta acción formativa se propone contribuir al desarrollo de las competencias específicas para la valoración, diseño de programas de entrenamiento cognitivo y tutorización a través de personal técnico y auxiliar de los centros residenciales y centros de día de personas mayores.

Dirigido a

Profesionales de psicología, terapia ocupacional, auxiliares de enfermería y monitoras ocupaciones de centros residenciales y centros de día de personas mayores pertenecientes, centros de participación activa, pertenecientes al Sistema Sociosanitario de Andalucía y centros Guadalinfo.

Requisitos

Tener contrato en vigor en centros dependientes del Sistema Sociosanitario Público de Andalucía.

Estar en activo durante todo el tiempo que dura la actividad formativa.

Objetivo General

Desarrollar las competencias necesarias para la valoración, diseño de programas y apoyo al entrenamiento cognitivo de personas con deterioro cognitivo leve o moderado a través de herramientas tales como NeuronUp, Stimulus o Gradior.

Objetivos Específicos

  • Reconocer los conceptos básicos del envejecimiento y cómo afecta a la cognición de las personas.
  • Reconocer los síntomas y fases de la enfermedad de Alzheimer.
  • Conocer las principales funciones cognitivas.
  • Reflexionar sobre cómo afecta a enfermedad de Alzheimer a las principales funciones cognitivas.
  • Diseñar un ejercicio práctico de estimulación de una función cognitiva.
  • Conocer las herramientas NeuronUp, Stimulus y Gradior.
  • Reflexionar sobre la importancia de individualizar el entrenamiento.
  • Conocer el funcionamiento práctico de NeuronUp, Stimulus y Gradior.
  • Conocer estrategias de apoyo y motivación para una persona con deterioro cognitivo leve o moderado.

 

Contenidos

El curso se compone de 5 unidades didácticas. En ellas se recogen los conceptos prioritarios a conocer e ideas clave, además de material complementario para ampliar la información. La dedicación estimada para cada una de las unidades es de 5 horas.

  • Unidad 1: Qué son las demencias neurodegenerativas y sus principales manifestaciones.
  • Unidad 2. El entrenamiento cognitivo de las principales funciones neuropsicológicas.
  • Unidad 3. La valoración neuropsicológica y el diseño de un programa de entrenamiento cognitivo.
  • Unidad 4. Manejo de herramientas de entrenamiento cognitivo: NeuronUp, Stimulus y Gradior.
  • Unidad 5. Abordaje motivacional y seguimiento de la persona con deterioro leve o moderado.

Metodología

El curso se imparte bajo la modalidad online y masivo, basado en el autoaprendizaje y en el aprendizaje práctico a través de la simulación de actividades reales de entrenamiento cognitivo.

A través de esta actividad formativa las personas participantes adquirirán conocimientos claves sobre las demencias degenerativas, así como habilidades y actitudes necesarias para el entrenamiento cognitivo.

Al ser una acción formativa virtual, el contenido y las actividades se trabajarán a través de una plataforma de teleformación. La plataforma estará abierta las 24 horas del día, todos los días de la semana (incluidos festivos), sin restricción alguna. A lo largo de todo el curso, cada participante contará con un equipo docente y un equipo técnico vinculado a esta actividad formativa, que prestará atención a posibles incidencias y responderá a las dudas que puedan surgir en el desarrollo del curso.

El alumnado además dispondrá de foros y herramientas para dirigir dudas y consultas sobre cualquier aspecto del curso (relativo a los contenidos) o del uso y manejo de la plataforma virtual. Las dudas, problemas o incidencias que puedan surgir se responderán en el correspondiente foro a la mayor brevedad que sea posible.

 

Más información

Evaluación del aprendizaje se realiza a través de las actividades prácticas y los test de conocimientos que se proponen en cada unidad didáctica.

Evaluación de la docencia se lleva a cabo a través de un cuestionario estandarizado y validado que se administra on-line para que los participantes del curso puedan valorar el logro de sus expectativas: satisfacción con la actividad formativa, la utilidad percibida y diferentes dimensiones del diseño, ejecución y coordinación del programa.

 

PARA OBTENER EL CERTIFICADO DEL CURSO ES NECESARIO:

El alumnado deberá realizar al menos el 85% de las actividades prácticas y aprobar los test de conocimientos de cada unidad didáctica.